martes, 27 de febrero de 2007

LAS HORMONAS DE LA FELICIDAD


Hoy, tras dos meses de inactividad, he vuelto al gimnasio. Que bien se siente una después de haberse machado un buen rato, el bienestar que se experimenta es notable, y las causantes de ese efecto benéfico son las endorfinas llamadas también hormonas de la felicidad que, no sólo se activan al realizar ejercicio físico, sino que en cualquier situación extrema donde intervengan nuestros sentidos están allí, y, gracias a ellas sentimos placer y una cierta resistencia al dolor, por ese motivo después de comer, beber, disfrutar de algo o al enamorarnos, las endorfinas entran en acción. El nombre de endorfina proviene de "morfina endogena" que está presente en la heroína. Es curioso que se descubrieran estas hormonas cuando se estaban realizando estudios sobre los efectos de las drogas en el organismo. Según como se mire no dejan de ser una droga eso sí, natural, legal, gratuita, beneficiosa y sin efectos secundarios. Hay personas adictas a las endorfinas como aquellas que necesitan estar enamoradas continuamente, o las que no pueden pasar un día sin hacer deporte, o los que no logran vencer la tentación de comer chocolate, etc. todas tienen un factor común, la necesidad de sentir el placer que producen las endorfinas en nuestro organismo.

2 comentarios:

enkil dijo...

¿Dos meses sin gimnasio? Vas a necesitar una buena dosis para recuperar el tiempo. ;)

Mercedes dijo...

jajajaja dosis extra más bien diría yo ;)