miércoles, 4 de abril de 2007

EL AURA (Primera parte LA CÁMARA KIRLIAN)








O
El aura es una especie de halo que recubre todos los cuerpos físicos y que algunas personas son capaces de "ver". En una persona sana el aura tiene un brillo, color e intensidad diferente al aura de una persona enferma, y cuanto más pura de alma sea la persona más brillo e intensidad tendrá el aura que la rodea. En la cultura cristiana es muy característico ver a los santos representados con una aureola alrededor de la cabeza.
El matrimonio soviético Semyon y Valentina Kirlian en 1939 y accidentalmente (como suele ocurrir muchísimas veces) descubrieron la electrofotografía que consiste básicamente en corrientes de alta frecuencia que producen una descarga eléctrica entre el objeto a fotografiar y un electrodo.
Los esposos observaron que, al poner un objeto en contacto directo con una placa fotográfica y someterlo a un campo de alto voltaje eléctrico reproducía (en la placa) una imagen impresa, pero lo asombroso es que esa imagen (impresa) del objeto, estaba envuelta en una luminosidad que rodeaba completamente y por todas partes a la imagen.
Los Kirlian hicieron el siguiente experimento, a una planta le cortaron un trozo de hoja y luego la fotografiaron, pudieron observar que el aura recubría toda la planta y lógicamente también la hoja, incluso el trozo que había sido cortado, y, precisamente allí, en el trozo que faltaba, el halo de luz era mucho más débil como si estuviera un poco borrado, difuminado, este fenómeno se llama "hoja fantasma".
Observaron, no sin asombro, que la luminosidad o aura de una planta sana era distinta la de una enferma y que lo mismo sucedía con las personas, su luminosidad variaba dependiendo del estado anímico de las mismas. Comprobaron también que el aura podía cambiar de intensidad y color de un instante a otro e incluso que no era algo estático sino que tenía un cierto movimiento y podía adquirir formas diferentes.
Fue a partir de la década de los 60 cuando el gobierno ruso (que hasta ese momento no les había tomado en serio), les tuvo en cuenta concediéndoles una subvención a través del ministerio de salud, para que continuaran sus experimentos en el campo de la diagnosis médica.
El resultado de sus investigaciones les llevó a a pensar que la luminosidad que se veía en las fotografías no tenía nada que ver con las condiciones eléctricas del objeto fotografiado, sino más bien con algo que dichos objetos transmitían y que la cámara era capaz de captar.
Por supuesto hay un debate entre quienes piensan que, lo que la cámara Kirlian consigue fotografiar es realmente el aura de los cuerpos, y quienes piensan que es una mera cuestión de pura física.
En las fotografías que hay en este post tenemos, un modelo de cámara Kirlian y diversos cuerpos fotografiados, una hoja (vegetal), una mano y la yema de un dedo (partes del cuerpo humano) y una cruz (un objeto físico).

3 comentarios:

Gambutrol dijo...

Yo soy más bien de los que creen que es algo físico, no se como, pero físico seguro, ni auras ni espíritus ni nada. Ey, que esa es mi opinión solo.

La senda dijo...

Interesante escrito sobre nuestro ser, nuestro aura, energía, etc

te invito a pasar por mi blog

Saludos

enkil dijo...

Es física pura y dura, a estas alturas del siglo XXI como me venga alguien (es un aviso jejeje) intentando convencer de que es algo místico me da algo. De todas formas, incluso siendo algo físico, no deja de resultar interesante y curioso, por la parte artística del asunto.