jueves, 26 de abril de 2007

REMENDAR UN CORAZÓN ROTO

En una entrada anterior, escribí sobre el síndrome de alienación parental, pero no puedo evitar volver sobre el mismo tema.
Es patético ver las imágenes de las niñas de Tenerife de 12 y 14 años siendo obligadas a entrar en casa de su padre. ¿Es qué no se dan cuenta del irreversible daño psicológico y emocional qué les están causando?
Se habla mucho del maltrato físico, pero, ¿y el emocional? este no se ve, pero por desgracia también existe.
La historia de estas pobres niñas es una de las muchas que hay cada día, no sé si tan dramáticas, pero sí igual de tristes.
¿Por qué los padres utilizan a los propios hijos como un medio para conseguir algo (normalmente del ex conyuge), en lugar de pensar en el niño y buscar ante todo su felicidad?
La búsqueda del bienestar emocional del hijo debería primar antes que la rabia, el odio, el rencor, el interés económico, antes, en definitiva, que cualquier cosa que no sea la felicidad de los niños.

5 comentarios:

Patri dijo...

Aaaamigaaaa, muy buena pregunta esa.

El maltrato psicológico creo que existe más que el físico, precisamente porque no se ve. ¬_¬

Besotessssssssssssss

fire dijo...

pues el titulo lo dice....
remendar un corazon roto....
pork un corazon que se rompe...sea cual sea el motivo ...solo tiene como unica solucion un remiendo...
un parche...nunca un arreglo total...
asi k es injusto que se haga daño gratuitamente....porleyes absurdas o decisiones mal tomadas...
y ke podemos hacer nosotros contra esto merche?
somo absolutamente inutiles con las injusticias sociales...
o al menos asi me siento yo

Pepi dijo...

Hola Merche, vengo a visitar tu blog y darte las gracias por la visita a mi humilde casita, aparte del pan, tampoco nos gustan las pelis de miedo, y yo juraría que he leído algo mas en lo que coincidimos. El tema que planteas es tremendo, yo veo poca tele, pero estas imagenes me impactaron tremendamente, no se que piensan los jueces, ahora tambien esta en Tenerife el otro caso que le quitan la niña para mandarla a un centro, para después devolversela a su madre que en su dia la arrojó al suelo, yo no salgo de mi asombro con estas cosas. Ahora mismo estoy haciendo un descansito de las tareas de la casa, pero prometo volver a visitarte. Te dejo un beso fuerte.

Gambutrol dijo...

Yo cro que el maltrato psíquico se ve más des de fuera que des de dentro

El Ruuuben dijo...

Pero es que parece ser que el físico también existió en ese padre (por llamarle algo). Aún no entiendo como tiene la custodia.

Un besico mañico.