jueves, 22 de marzo de 2007

RIMA XLII de Gustavo Adolfo Bécquer


RIMA XLII

Cuando me lo contaron sentí el frío
de una hoja de acero en las entrañas;
me apoyé contra el muro, y un instante
la conciencia perdí de dónde estaba.

Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma.
¡Y entonces comprendí por qué se llora,
y entonces comprendí por qué se mata!

Pasó la nube de dolor.... Con pena
logré balbucear breves palabras...
¿Quién me dio la noticia?... Un fiel amigo...
Me hacía un gran favor... Le di las gracias.

3 comentarios:

fire dijo...

precioso niña...
perdona k esta noche sea tan escueta y repetitiva...pero todo lo k pones es precioso...muy bien escogido..con tu estilo personal ese k me encanta....y solo puedo decirte esto..
"precioso merche"
un beso guapisima

fire dijo...

gracias por tu sms...lo he visto esta noche....tenia el movil hoy apagado...
gracias de verdaddddddddddddddddddd

merche dijo...

Gracias Fire me encantan tus comentarios tan positivos y me animan mucho, eres la alegría de mi correo y la alegría de mi blog que lo sepas!! muaa Llevo desde ayer noche sin poder usar el pc porque no funcionaba el teclado, pero como ves ya está solucionado, luego te mandaré el correo retrasado. ;) jijiji